Go to Top

USO de la CITOLOGÍA en la CLÍNICA DIARIA

frotis

Muchos compañeros me cuentan que están muy interesados en tomar citologías a la hora de evaluar un masa o lesión cutánea que se nos presenta habitualmente en la clínica diaria. En teoría es la forma correcta de proceder, ya que nos proporcionará una valiosa información que podremos analizar junto al cuadro clínico.

Lo afrontamos con ilusión, preparamos nuestro equipo y en cuanto que se presenta la oportunidad en un paciente decidimos tomar una muestra mediante PAAF (Punción – Aspiración con aguja Fina). Realizamos extensión, secamos y teñimos.

¡Hasta aquí todo perfecto! Sin embargo enchufamos el microscopio, enfocamos y , según me remiten algunos compañeros, empiezan los problemas….

Que si la muestra se ha “ido” al teñirla….

  • Todo se ha teñido bien, pero no hay células a evaluar, solo colorante disperso…
  • O todo lo contrario, hay tanta gente por el campo (células inflamatorias y tisulares de diverso tipo) que no sabemos por donde empezar…

 

Entre otros numerosos impedimentos de otro tipo. Al final obviamos el resultado, hemos realizado un gasto de tiempo y no hemos obtenido nada en claro. ..

He decidido escribir esta entrada como repuesta a todo esto, y para defender y recomendar a todo el mundo realizar citologías SIEMPRE que detectemos una masa dérmica o subcutánea anormal.

 

Y digo SIEMPRE, porque lo primero que necesitamos para realizar un buen diagnóstico citológico es experiencia.

Si, tenemos que asimilar primero varios conceptos, dependiendo de la naturaleza de la lesión, que basicamente serían:

 

  • con qué material debo obtener la muestra: grosor aguja y tamaño jeringa.
  • Que método debo emplear: AAF, PAAF, impronta, raspado….
  • Como debo realizar la extensión: splash, frotis gota, …

 

Y lo último, y no menos importante, que mucha gente ignora: como examinar correctamente una citología en el microscopio: aumentos, que zonas evaluar, que debe atraer nuestra atención, células, fondo, etc….

mastocitoma_infiltrativo_citologia

Obtener una idea general de todos estos conceptos tan solo requiere una hora de tranquila lectura de un texto adecuado,no mas. Profundizar es muy diferente, pero para empezar a trabajar no necesitamos mucho mas.

Conseguir la experiencia necesaria para realizar una correcta interpretación requiere más tiempo, pero la buena noticia es que no precisa de apenas coste económico, ni necesitamos ninguna instalación ni residencia universitaria para conseguirla, si no que esta al alcance de cualquier veterinario clínico. Todo lo que necesitamos está a nuestro alrededor. Al fin y al cabo recibimos pacientes cada día que acuden a consulta por motivo de un” bulto”, o incluso por otro motivo, pero que presentan alguna lesión cutánea desde hace tanto tiempo que el propietario ya no le presta la menor importancia. Manejamos muestras biológicas diariamente /sangre, muestras vaginales, secreciones) que contienen celularidad entre muchas inflamatoria, que también aparecen en las diferentes neoplasias y procesos inflamatorios.

No nos cuesta nada tomar una muestra para examinar, y así poco a poco identificar y asimilar los diferentes tipos celulares que podemos encontrar. No recuerdo la de veces que he examinado una citología aún sabiendo que no iba a cambiar nada en el tratamiento médico del paciente, tan solo por mi formación e interés y para mejorar mi conocimiento citológico: revisando muestras cuando el perro ya esta casa con su tratamiento , tras llegar el resultado de la biopsia de dicha lesión para extrapolar los resultados, etc…

Os aseguro que en un periodo corto de tiempo tendremos una base que nos ayudará como mínimo, a saber exactamente cual debe ser la toma de decisiones correcta en un paciente que acude a consulta por un “bulto”. Luego podremos seguir progresando y ampliar horizontes.

 

“La citología os desvolverá todo el tiempo empleado con creces, no hay duda”

 

He decidido publicar una pequeña guía que nos ayude a asimilar todos estos conceptos con el fin de animar a todos aquellos que este dispuestos a mejorar como clínicos y dar un mejor servicio con el uso de la citología.

 En breve iremos publicando los diferentes capítulos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *