Go to Top

Enfermedades INVERNALES de nuestras Mascotas

invierno

Al igual que hicimos en su momento en la época veraniega, y ante la inminente llegada del invierno, hemos decididos realizar un pequeño articulo similar al ya publicado, recordando las principales afecciones que “amenazan” a nuestras mascotas durante la siguiente estación.Como resaltamos anteriormente, nuestra intención no es otra que dar a conocer al lector las principales enfermedades, situaciones y problemas que suelen presentarse en estos meses, capacitándoles así a prestarles una atención especial para poder prevenir la salud de nuestras mascotas.

La patología mas frecuente en aparición, al igual que en la especie humana, no es otra que la enfermedad respiratoria, que tiene su principal exponente en lo que vulgarmente conocemos como gripe y que entre las diferentes especies animales esta provocado por diferentes virus y asociaciones bacterianas.

 

En el perro se presenta como traqueobronquitis infecciosa canina , más conocida por su nombre común , es decir, la” tos de las perreras”, que es el análogo a la gripe humana. En este caso en lugar de estar provocada por el virus influenza, diferentes agentes virales (adenovirus canino tipo 1 y 2 y parainfluenza principalmente) se asocian con diferentes entidades bacterianas (bordetella bronchiséptica) que complican el cuadro clínico. La podemos reconocer fácilmente, ya que presenta como síntoma principal una tos seca y persistente (de aparición típicamente nocturna y en estados de excitación), así como en diversas ocasiones estornudos, conjuntivitis y mucosidad nasal. Si la infección se agrava puede afectar a las vías respiratorias bajas y evolucionar a bronquitis o neumonía.

Altamente contagiosa para los demás perros, ya que se transmite vía aérea a través de la tos y estornudos o por contacto directo , es muy común entre los perros que conviven en lugares donde hay una gran población perruna como residencias caninas, exposiciones o perreras.

 

La prevención la podemos lograr mediante la protección ante el frío de nuestras mascotas (especial atención los perros que duermen en exterior, alos cuales debemos habilitar ade un refugio), evitar en lo posible los cambios bruscos de temperatura, y mediante la vacunación anual de la enfermedad por vía nasal.

En el gato, la presentación de “gripe felina” se denomina rinotraqueitis felina, y está causada por la asociación de diversos agentes virales (herpesvirus y calicivirus felinos). La presentación más típica incluye episodios de numerosos estornudos y ojos llorosos y enrojecidos, así como en algunas ocasiones, descarga nasal, tos y fiebre. Normalmente los gatos dejan de comer, entre otras causas por el taponamiento nasal que le impiden oler los alimentos estimulando su apetito. Así pues durante el proceso es importante ofrecerles alimentos calientes y olorosos que faciliten su ingesta.

La prevención al igual que en el perro la logramos mediante la vacunación anual frente a los microorganismos causantes, y manteniendo a nuestras mascotas en ambientes cálidos y abrigados.

 

Por otro lado, todas las dolencias del aparato locomotor empeoran con el frío. Las enfermedades articulares crónicas, (artrosis) , tienen tendencia a empeorar y manifestarse con más fuerza en esta estación, ya que frió y la humedad son sus grandes enemigos. El dolor se intensifica y el animal le cuesta moverse, rehusando subidas y bajadas de pendientes (escaleras) donde se manifiesta con mayor grado la afección.

Para prevenir estos problemas, además de evitar el frió mediante abrigos y prendas, es importante luchar contra la obesidad mediante el ejercicio moderado diario que no se interrumpa a pesar del mal tiempo, intentando encontrar horas de sol para no interrumpirlo en los peores momentos climáticos. Recalcar que el frío también potencia la obesidad al estimular los depósitos de grasa.

En estos casos, es importante acudir al veterinario para la evaluación del paciente y la administración de antiinflamatorios que calmen el dolor de la “crisis artrósica”, así como la administración de complejos que ayuden al fortalecimiento articular colaborando de esta forma al enlentecer el proceso morboso.

Para finalizar, deseábamos recordar los numerosos casos de gastroenteritis que se presentan en las consultas veterinarias tras la época navideña, donde la abundancia de comida propia de estos días y el espíritu festivo nos anima en ocasiones a compartir parte del “festín” con nuestra mascota. El cambio brusco de alimentación, así como la elevada cantidad ingerida suele desembocar en un cuadro digestivo que afecta a la salud de nuestra mascota de forma agresiva. Existen en el mercado numerosos y variados alimentos específicos para mascotas que podremos emplear si deseamos compartir la “cena” con nuestra mascota.

 

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *