Go to Top

Los diferentes tipos de EPULIS

Los Epulis son tumores gingivales benignos que se originan en el ligamento periodontal. Son muy frecuentes en la especie canina, no así en gatos donde son raros, aunque se han descrito casos de aparición múltiple en gatos jóvenes menores de 4 años de edad.

Son masas firmes asiladas que crecen lentamente desde la encía o el espacio interdental, lo que hace que a veces se puedan confundir con la hiperplasia gingival.  El propietario acude a consulta al visualizarlo, o en muchas ocasiones por el sangrado producido por la ulceración de éste.

Podemos diferenciar 3 tipos principales en base a su comportamiento y su conformación histológica:

 

  • Epuli Fibromatosos y Osificante:  Suelen aparecer en perros de 8 o 9 años de edad, con predilección por los machos y por una localización maxilar superior. Su comportamiento y crecimiento en ambos casos es benigno, con crecimiento lento y sin invasión de tejidos profundos. Los osificantes contienen tejido osteoide en su composición, y son menos pediculados que los fibromatosos con ancha base de implantación.

 

  • Epuli Acantomatoso:  Sin predilección sexual aparecen en pacientes caninos de 7 a 10 años, con predisposición racial en Shetland y Bobtail. A diferencia de los anteriores son agresivos localmente invadiendo en hueso próximo  mandibular o maxilar, dando lugar a lesiones radiográficas osteolíticas en la mayoría de los casos. No metastatizan y suelen localizarse en mandíbula rostral.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *